Lectura Guau

Programa de lectura con perros de terapia

El perro: un gran amigo para promover hábitos lectores

Después de “aprender a leer” los niños “leen para aprender” influyendo así las habilidades lectoras en su capacidad de aprendizaje.

Una buena comprensión de un texto no sólo es imprescindible para entender cualquier asignatura, sino que también influye en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Con Lectura Guau el niño aprenderá a disfrutar con la lectura, hecho que influirá de forma crucial en su aprendizaje y en su crecimiento personal.

DESTINATARIOS:

  • Cualquier niño que sufra dificultades lectoras y de comunicación y necesite ejercitar la lectura en un entorno agradable y placentero
  • Niños con Trastorno de Déficit de Atención con/sin Hiperactividad, niños con Síndrome de Down, niños con timidez patológica, niños con tartamudeos
  • Niños que, por cambio de país o de ciudad , les cuesta abrirse al nuevo idioma, con este programa tendrán una motivación especial para practicar ese nuevo idioma: leerle un libro en el idioma preferido de su nuevo amigo peludo es un gran aliciente para hacerlo y superar miedos

OBJETIVO:

Proporcionar  un entorno agradable y relajado, que permite al niño/a practicar sus habilidades lectoras y de comunicación.

Buscamos convertir la lectura un momento agradable, incrementar la autoconfianza y la autoestima de ese niño/a que sufre cada vez que tiene que leer en voz alta en clase y que está más pendiente de los errores que puede cometer y del miedo de ser objeto de burla entre sus compañeros que en intentar comprender lo que dice ese texto.

SESIONES:

Todas las sesiones tienen una duración de unos 45 minutos de duración,  se llevan a cabo de forma individual con el niño/a, con el guía del perro y el perro registrado para este programa, de esta forma el niño/a puede leer sin tensión y sin miedo a las criticas.

  • Sesiones individuales particulares. En nuestra consulta o en el domicilio del niño.
  • Sesiones bibliotecas, colegios u otros centros. Se permiten hasta tres niños en cada sesión. Cada niño leerá con el perro de forma individual unos 15 minutos.

BENEFICIOS:

  • Reduce el estrés  y la ansiedad de leer en voz alta ,  crea un ambiente agradable y relajado.
  • Motiva, leer no será una obligación para el niño/a, sino  que se convertirá algo divertido.
  • Estimula la creatividad y la imaginación, a través de la lectura.
  • Mejora la comprensión lectora.
  • Fomenta el hábito de lectura en el entorno del niño/a. Al convertirse la lectura en algo agradable el niño comienza a leer más por iniciativa propia fuera de las sesiones de lectura guau.
  • Mejora los niveles de lectura. Adquirir hábito de leer  implica leer más,  incrementado así la práctica de la lectura  y mejorando sus niveles.
  • Incrementa su autoestima y la confianza en ellos mismos. En este entorno hay alguien que sabe leer menos que ellos: el perro. El niño/a disfruta enseñando  las imágenes al perro, le explica lo que pone allí… se siente  satisfecho de poder enseñar.
  • La experiencia positiva  incrementa el confort de leer en voz alta.  No sólo leer en voz alta afecta a los niños/as,  para muchos  adultos es motivo de bloqueo y de quedarse en blanco, aprender a leer en voz alta les ayudará también en su futuro.
  • El niño adquiere hábitos lectores y a través de la práctica se mejoran los niveles de lectura.
  • Aprenden empatía y habilidades de socialización.
  • No lo ven como una obligación, sino como algo divertido que hace que adquieran más ganas de leer  y no pueden esperar a la siguiente sesión. Se eliminan las actitudes negativas de los niños por leer y se convierten en positivas.

“Hay más tesoros en los libros que en todo el botín de los piratas de la Isla del Tesoro.”

Walt Disney